jose martinez queirolo

Nació en Guayaquil el 22 de marzo de 1931, fue el tercero de una familia compuesta de once hermanos que crecieron en la vieja casa familiar de las calles Diez de Agosto entre García Avilés y Rumichaca, propiedad de la abuela paterna Manuela Salazar Pérez de Martínez. Fueron sus padres el Lic. Miguel Martínez Salazar, egresado de medicina que siempre estaba ausente porque ejercía su profesión en los pueblos del litoral, y Blanca Queirolo Atella, ambos oriundos de Guayaquil. Parte de su infancia la vivió en Quito.
De vuelta en su ciudad natal realizó sus estudios secundarios en el colegio Aguirre Abad y los superiores en la Universidad de Guayaquil. Se inició en las letras a los dieciséis años de edad, descubrien­do una capacidad singular para el teatro y el género narrativo. Desde su aparición en la escena literaria atrajo la atención por su origina­lidad. La técnica, la trama argumental, el instrumento expresivo se han amoldado dócil­mente a esa condición personal autonómica frente a los yugos de la rutina en este tipo de creaciones. Sus éxitos en el campo del drama, están plenamente justificados. Martínez Queirolo consiguió crear sus personajes con brío y naturalidad. La conducta de éstos, en que trasparecen las motivaciones subjetivas con elocuente clari­dad, y la rica espontaneidad de sus diálogos, revelan bien la maestría de este autor. En cuanto a géneros dramáticos sus obras transitaron cómodamente entre los campos de la comedia, farsa y drama.
Su trayectoria es amplia y está plagada de anécdotas que generosamente Pipo (como se lo conocía por el diminutivo de Giuseppe) se encargó de difundir. Su infancia en la casa rentera de su abuela en donde cobraba la renta, su paso por las ciudades de Esmeraldas y Quito, la creación de cuatro grupos: Ágora, Doscarátulas, Los Guayacanes y Grupo teatral Espol. Son solamente algunos datos biográficos registrados.
Este dramaturgo y actor, que en algún momento quiso ser ingeniero civil, pero no se graduó, rememoró en algunas ocasiones sus primeros trabajos que lo conectaron con la realidad social porque tuvo la oportunidad de ver el abandono de la gente pobre y sin dinero.
Gran parte de su vida, y hasta sus últimos días, vivió en la vieja casa de propiedad de su familia, ubicada en las calles Bolivia y 6 de marzo, al sur de Guayaquil, en cuyo piso alto mantenía una sala.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar